Archivo de la categoría: Neurorrehabiltiación

Consejos para las dificultades en la deglución

ENTORNO:

  • Ambiente relajado al comer/beber. Debe concentrarse en el acto de comer, porque es un acto que requiere una gran coordinación de movimientos que, si fallan, pueden producir ahogo. Evite en lo posible distractores tipo ruidos, televisión, visitas, etc.
  • Evite reír o conversar mientras come o bebe. De esta forma reducimos el riesgo de que se aspire el alimento o el líquido.
  • Procurar no dejar sola comiendo a la persona con dificultades para tragar.
  • En caso de que tenga que ayudarle el cuidador deberá colocarse frente a usted 
en una altura por debajo del asiento de su silla


MEDIDAS POSTURALES:

  • Siéntese correctamente con la espalda y cabeza rectas con los pies apoyados en el suelo. En caso de que la persona esté encamada, la incorporaremos para comer, manteniendo un ángulo de 60º, 80º.
  • Incline la cabeza hacia abajo en el momento de tragar, porque facilita la elevación y cierre de la laringe evitando atragantamientos.
  • Manténgase incorporado después de comer. Al menos durante 30 minutos después de haber comido.
  • Bocados pequeños, coma lentamente, mastique bien y vacíe entre bocados. Le ayudará utilizar cucharas o tenedores pequeños.

Evitar:

  • Evite los líquidos (agua, café). Por su consistencia se precipitan de forma más rápida, y requieren por tanto de una mayor sincronización del acto deglutorio. Los líquidos espesados son más fáciles de tragar. Es fundamental beber un mínimo de 1 a 1,5 lítros de líquido al día en forma de agua, zumos, infusiones, etc. Recuerde que si le cuesta tragarlos, ha de espesarlos para conseguir una consistencia tipo néctar, miel o pudín. Si no lo hacemos, pueden surgir problemas de deshidratación. Existen polvos espesantes instantáneos y también se pueden utilizar gelatinas comerciales para mantener una buena hidratación.
  • Evitar alimentos que se desmenuzan y forman pequeñas bolas en la boca, galletas, pan tostado, bastoncitos de pan, patatas chips, arroz suelto, guisantes, 
magdalenas, bizcocho…) porque se corre el peligro de que, al toser, no se tranquen correctamente y bajen hacia el pulmón (aspiración).
  • Evitar también con alimentos pegajosos (frutos secos, puré de patata muy seco, pan de molde, polvorón…), y en general, alimentos difíciles de cohesionar (lechuga, escarola…).
  • Evite consistencias mixtas y no homogéneas (por Ej.: sopa con fideos, pasta o arroz, yogur con trozos de fruta, compotas de frutas, leche con galletas poco trituradas, naranjas, mandarinas, uvas etc.). Procurar que la consistencia de la comida sea lo más homogénea posible.
  • Evitar alimentos dulces y zumos cítricos, ya que aumentan o espesan la saliva.
  • Evitar tragar la comida con líquidos, ya que aumenta la posibilidad de ahogo.
  • Evitar fruta muy líquida, o con semillas pequeñas como kiwi, uvas, naranjas etc.

Recomendamos:

  • Abandar los alimentos sólidos y/o secos con salsas, leche, caldo, etc. para conseguir una consistencia semisólida y poder tragarlos más fácilmente.
  • Alimentos con buen sabor, muy calientes o muy fríos, se tragan mejor que los tibios.
  • Los alimentos deben ser homogéneos, es decir, no debemos mezclar una consistencia líquida con una sólida, ya que éstas se dispersan en la boca y son más 
difíciles de controlar. Procurar tomar todos los alimentos en forma de puré, flan, compota, gelatina… que en general resultan más fáciles de tragar.
  • Beber agua fría o bebidas con gas antes y durante la comida (espese el líquido si es necesario) para activar el reflejo de deglución.
  • Las proteínas son esenciales. El problema es que los alimentos ricos en proteínas (carne, pescado, aves…) deben triturarse y, como se deshacen muy mal, se tiende a poner muy poca cantidad en los purés. Una solución es añadir un suplemento en polvo a los purés o utilizar purés enriquecidos.
  • Introducir fibra para combatir el estreñimiento. Conviene legumbres, cereales, frutas y verduras.
  • Mantener una buena higiene oral (dientes,lengua, encías y paladar) para evitar posibles aspiraciones de los restos de comida. Lavar los dientes después de cada comida, utilizando un dentífrico suave y un cepillo de dientes blando. Puede enjuagarse la boca con un antiséptico (desinfectante bucal) o con agua y bicarbonato (inclinar la cabeza hacia delante para hacerlo).
  • Fijar bien la dentadura postiza antes de las comidas.
  • Controlar el peso. En caso de bajar mucho consultar a su médico.
Anuncios

¿Que es el Síndrome Pospolio?

Es un complejo de síntomas consistente especialmente en FATIGA PROGRESIVA, DEBILIDAD MUSCULAR Y DOLOR, que aparece varias décadas después de un episodio agudo de poliomielitis paralítica, con el consiguiente deterioro funcional.
Otros síntomas que pueden asociarse son: intolerancia al frío, insuficiencia respiratoria, disfonía o disfagia y alteraciones psicológicas.

¿COMO SE TRATA?

Mediante un equipo multidisciplinar que aborde el manejo de cada síntoma. Su medico de atención primaria valorar la derivación a las distintas especialidades según aparezcan los síntomas.
El tratamiento rehabilitador tiene como objetivo el mantener o mejorar la capacidad funcional y la independencia consiguiendo una mejora de la calidad de vida
Se basa en:

  • Estrategias de ahorro de energía
  • Entrenamiento muscular
  • Ortesis y ayudas técnicas



Estrategias de ahorro de energía

  • Los pacientes deben:
  • Realizar modificaciones en su estilo de vida con objeto de evitar actividades extenuantes.
  • Adaptar la realización de tareas domesticas con el menor gasto posible, (pudiéndose realizarlas sentado).
  • Controlar su peso corporal.
  • Evitar el desuso muscular.
  • Intercalar periodos de reposo.
  • Usar ayudas técnicas para la marcha (bastones, andadores,..)

Entrenamiento muscular

  • Realizar un programa de ejercicios que no sobrecarguen su musculatura
  • No fortalecer músculos deficitarios, ya que estos se fatigan con facilidad.
  • Realizar ejercicio aeróbico.
  • Realizar ejercicio en el agua, ya que proporciona resistencia, pero ofrece escasa sobrecarga a los músculos.

Ortesis y ayudas técnicas:

¿Por qué usarlas?

  • Mejoran la posición y estabilidad de las articulaciones
  • Controlan el dolor
  • Mejoran el equilibrio
  • Disminuyen el riesgo de caídas y fracturas.
  • Reducen el consumo energético de la marcha.
  • El uso de las ortesis no debe considerarse una derrota sino que suponen un cambio en su estilo de vida que le dará más estabilidad, menos coste energético y mayor independencia.

Dra. Dolores Mancilla
FEA de la UGC Rehabilitación

TRATAMIENTO POSTURAL DOMICILIARIO EN EL ACV CONSEJOS PARA EL CUIDADOR

En los primeros momentos del Accidente Vascular Cerebral (AVC), cuando el paciente se encuentra encamado, es de vital importancia una buena colocación del enfermo en la cama para evitar complicaciones posteriores. Esto ayudará a que su recuperación funcional sea la mejor posible.

Imagen aferencias cerebrales

Cuando se produce un AVC, la persona se encuentra desorientada, confusa, con la sensación de que su cuerpo está dividido en dos mitades, sin que exista coordinación entre el lado sano y enfermo.

Se produce una pérdida importante de fuerza, los músculos de un lado del cuerpo pueden estar más débiles o no moverse en absoluto; esto puede comprometer solo parte del brazo o la pierna, o el lado completo del cuerpo. A veces suelen aparecer alteraciones de la visión, audición y problemas conductuales.

Las complicaciones más frecuentes relacionadas con esta inmovilidad suelen ser posturas anormales en las extremidades, rigidez articular, aumento del tono muscular (espasticidad), dolor en brazo paralizado, úlceras por decúbito y problemas venosos.

En estos primeros momentos el enfermo tiende a adoptar una postura con aproximación y rotación interna del hombro; el codo y la muñeca tienden a la flexión; los dedos tienden a cerrar la mano quedando el pulgar aprisionado.

El miembro inferior afectado, tiende a la rotación externa de cadera, flexión de rodilla, flexión plantar y varo (pie caído y hacia dentro).

Estas posturas están producidas por su lesión cerebral. Mediante un adecuado tratamiento postural, el cuidador puede disminuir la gravedad y evitar que estas posturas anómalas se mantengan.

Cuando colocamos a un enfermo en las posturas de decúbito supino (boca arriba), decúbito lateral sobre ambos lados(de lado), sentado o de pie estamos estimulando su cerebro a través de los ojos, oídos, piel, articulaciones y músculos. Su cerebro recibe la información y elabora una respuesta que será el movimiento, Cuanto más normales sean los estímulos posturales que recibe su cerebro, mejor será su respuesta y recuperación posterior.

Incluso en el caso de pacientes que durante el día no permanecen en la cama, pasarán 8 horas o más en ella por la noche, y por lo tanto también necesitarán que se les coloque correctamente
La posición del paciente debe cambiarse regularmente, inicialmente cada 2-3 horas. El intervalo de tiempo irá aumentando cuando sea capaz de girarse y moverse por sí mismo.
Todos los cambios posturales deben realizarse de forma lenta, explicando al enfermo cómo lo debe hacer, para que consigamos su colaboración, su aprendizaje y finalmente su independencia.

POSTURAS RECOMENDADAS.


Decúbito supino ( boca arriba )

  • Cabeza apoyada en la almohada. Cuello y columna bien alineados.
  • Almohada debajo del hombro y brazo afectada. Mano en pronación, con dedo pulgar siempre separado.
  • Almohada debajo de la cadera afectada, además de otra situada hacia el lado externo para evitar la rotación externa de la pierna afectada
  • Puede colocarse una almohada al final de la cama, para que levante las mantas y éstas no rocen los pies del enfermo, pero con cuidado de que no la alcance con la planta de los pies (como solía recomendarse antes) para evitar el pie caído, ya que aumentaría la espasticidad.
Imagen postura recomendada decubito supino

Decúbito lateral lado sano

  • Cabeza descansa sobre la almohada.
  • Miembro superior hemipléjico descansa en elevación de 90º sobre un almohadón grande, que debe abarcar todo el brazo hasta la axila y mantener la cintura escapular a la misma altura que el tórax.
  • Otra almohada detrás de la espalda del lado sano.
  • Los miembros inferiores separados por una almohada y en semiflexión, la pierna hemipléjica algo adelantada y con cuidado de que no se salga del borde y cuelgue el pie.
Imagen postura recomendada decubito lateral lado sano

Decúbito lateral lado enfermo

  • Cabeza en posición estable, ligeramente más elevada que el tórax, sobre una almohada.
  • El miembro superior hemipléjico está desplazado hacia delante en un ángulo no superior a 90º con el cuerpo. (puede descansar sobre una almohada). La escápula debe mantenerse adelantada (favorecida por el peso del cuerpo del paciente).
  • El miembro superior sano descansa sobre su cuerpo.
  • El miembro inferior sano descansa sobre una almohada flexionado a la altura de la cadera y la rodilla (a unos 80º).
  • El miembro inferior hemipléjico se mantiene prácticamente recto con una ligera flexión de rodilla.
Imagen decubito lateral lado enfermo

María José Marin Hernandez
Fisioterapeuta de la UGC Rehabilitación

Referencias bibliográficas
-Davies, P. Pasos a seguir, tratamiento integrado de pacientes con hemiplejía. Medica Panamericana. Madrid 2007
– Fisioterapia S.A. Área domiciliaria de la corporación Fisiogestión. Manual de cuidados para el paciente Hemipléjico en su domicilio. Barcelona
– Recuperación después de un accidente cerebrovascular. Tomado de MedlinePlus
– Buesa Estéllez, Almudena. Bodes Pardo, Gema. Protocolo de visitas domiciliaria en pacientes hemipléjicos. Noviembre 2008. Tomado de eFisioterapia.net.
– Moreno Sanjuán, Javier. Técnicas fisioterápicas en la hemiplejía. Noviembre 2007.Tomado de eFisioerapia.net
– López Muñoz, P; Pacheco Dacosta, S; Torres Costoso, AI. Guía de evaluación y planificación de tratamiento para pacientes adultos con hemiplejía. Publicado en Fisioterapia 2003. 25:24-33, vol 25 mografico 1.
– Asociación Española de Ictus. Guía práctica para el paciente y sus cuidadores. Barcelona 2000

NORMAS ÚTILES DE ACTUACIÓN PARA LAS PERSONAS CERCANAS AL PACIENTE AFÁSICO.

1.- Las personas afásicas no tienen necesariamente menor capacidad para pensar claramente. Es probable que comprendan más de lo que expresan. No decir cualquiera cosa delante del enfermo como si no nos oyera. No aislarlo de las decisiones familiares, sobre todo aquellas que le conciernen.

2.- Preparar el área de la conversación. Un ambiente adecuado ha de ser tranquilo, silencioso y con pocas distracciones.

3. – Hablar directamente a la persona afásica. La posición del interlocutor debe estar dentro de la línea de visión del afásico, sobre todo si éste tiene una hemianopsia u otros problemas de visión.

4. – Simplificar la comunicación. Utilizar frases cortas y concisas. Usar palabras familiares. Hacer pausas entre las frases.

5.- No asumir que el paciente tiene problemas de audición. No gritar al hablar con la persona afásica. Si se tienen dudas se pueden resolver a través de un test de audición.

6.- Dar un tiempo de respuesta a la persona afásica. Puede que tenga que emplear 30 sg o más para asimilar lo que se le ha dicho y luego repetirlo. Hay que tener paciencia.

7. – No ser condescendientes. No caer en la tentación de usar “voces especiales”, hable en el mismo tono que utilizaría con cualquier persona adulta no afásica. Tratar de escoger temas que le interesen.

8.- Enriquecer la experiencia de la comunicación. Puede utilizar dibujos, fotos, gestos y sonidos para suplir los esfuerzos de comunicación con él. Si el ictus no le ha afacetado la capacidad de leer, se puede intentar utilizar material escrito.

9.- Tener paciencia y darles ánimo. Es frecuente que la persona afásica presente periodos de enfado en el proceso de readiestramiento de la comunicación. No cera que es nada personal. Si es posible, intentar identificar las causas específicas de su frustración para poder manejarlas.

10.- Ser honesto si no se les llega a entender. Es adecuado decirle a la persona afásica que no se entiende. Evitar decírselo de manera crítica, animándole a intentarlo de nuevo.

11.- Utilizar otras alternativas de comunicación. La gesticulación, señalando, escribiendo, usando tableros con palabras y por otros medios. Un especialista en habla y lenguaje puede determinar las alternativas más eficaces.

12.- No instarle a que utilice la palabra correcta. Puede ser útil si utiliza una palabra inventada de forma consecuente con un significado.

Otros consejos a la familia:

1.- conseguir su atención y su mirada antes de hablarle.
2.- Hacerle participe de la vida familiar y de las conversaciones.
3.- Hablarle con frases sencillas pero naturales.
4.- Crear un código SI/NO lo más claro posible.
5.- Dejar los tiempos de latencia necesarios.
6.- No hablar por él más que lo necesario. No hacerle hablar en ambientes no familiares.
7.- Etiquetar los objetos de casa si es necesario.
8.- aprender estrategias comunicativas nuevas: sistemas de comunicación aumentativa.
9.- Preguntar y obedecer los consejos de los logopedas.
10.- Intentar hablar de todo.

Fdo: Carmen Castillo Requena. Logopeda de la UGC de Rehabilitación