Archivo mensual: diciembre 2013

                                  EPICONDILITIS

 

La epicondilitis o codo de tenista es un proceso doloroso en la cara externa del codo provocado por una inflamación (tendinitis) de los tendones de los músculos que se insertan en el epicóndilo.

Esta  inflamación suele ser debida a movimientos repetitivos de extensión de muñeca y supinación de la mano que provoca micro lesiones en el tendón, con el tiempo esto lleva a que se produzca inflamación y dolor en la zona .También puede ocurrir por utilizar herramientas demasiado pesadas o utilizar una  mala técnica a la hora de trabajar o incluso por un golpe directo en el epicóndilo o por una caída con el brazo extendido.

 

Hay profesiones más propensas a sufrir la epicondilitis como gente que trabaja en cadenas de montaje, pintores, peluqueros personas que usen mucho el ratón del ordenador y todas las profesiones que impliquen movimientos repetitivos de extensión de muñeca y supinación de mano.

 

Es por tanto una enfermedad profesional incapacitante reconocida.

 

Los síntomas son:

 Dolor y quemazón en la cara externa del codo al agarrar algo o sujetar objetos.

 Dolor y quemazón a la presión directa en el codo, sobre los puntos de inserción de los tendones extensores

 

Tratamiento:

La epicondilitis es un proceso que  puede durar desde un mes hasta, a veces, un año dependiendo de los casos.

En un primer momento intentaremos disminuir el dolor con:

– Evitar los movimientos repetitivos que provocan el dolor. Mantener la muñeca en reposo relativo.

– Hacer masaje con hielo. Para ello podemos meter un vaso de papel con agua en el congelador, cuando esté congelada el agua cortamos la parte superior del vaso y utilizamos la inferior como aplicador. Con esta vamos masajeando la zona del dolor haciendo pequeños círculos. Lo haremos 4 o 5 veces al día.

-utilización de una codera para la epicondilitis.

 

Si con estas medidas no mejora, su médico puede remitirle a rehabilitación donde podrán aplicarle otras técnicas para aliviar el dolor.

Una vez ha bajado la intensidad del dolor  podemos empezar con los estiramientos de la musculatura. 

Los estiramientos se harán 3 veces al día.

 

Cogemos el brazo afectado con el brazo sano a la altura de los nudillos tirando la mano hacia abajo y hacia fuera. Mantener durante 10 segundos en esa postura. Lo repetimos 10 veces.

Llevamos las dos manos hacia abajo y hacia fuera sin despegar las muñecas. Mantenemos 10 segundos, repetimos 10 veces.

Nos ayudamos con una mesa para hacer la flexión palmar y giramos suavemente el brazo en los dos sentidos. Mantenemos la postura 10 segundos, repetimos 10 veces.

Nos ayudamos con una mesa para hacer la flexión dorsal. Mantenemos 10 segundos, repetimos 10 veces. 

Cogemos el brazo afectado con el sano y tiramos de la mano hacia abajo, mantenemos la postura 10 segundos y repetimos 10 veces.

Lo mismo pero con la mano hacia arriba.  

 

 

 

 

Bibliografía:

Apuntes de Fisioterapia del deporte. Jurado Bueno A, Medina Porqueres I, Lorza Blasco G ,  Cos i morena M.A, Barbado Mellado L , Ultrera Bandrés B, Pérez Reina G.

Moore K.L. Anatomía y Fisiopatología. Estructura y función del cuerpo humano. Moore K.L.

Amparo Bolinches García. Fisioterapeuta U.G.C Rehabilitación hospital de Puerto Real-Bahía de Cádiz La Janda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

EJERCICIOS PARA ALTERACIONES CIRCULATORIAS DE MIEMBROS INFERIORES (BUERGUER ALLEN) Y RECOMENDACIONES

LA ENFERMEDAD VASCULAR PERIFERICA consiste en un daño u obstrucción de los vasos más alejados del corazón. Hace referencia a un mal funcionamiento arterial , venoso o linfático. Tanto si el problema es por falta de aporte adecuado  de sangre arterial como por insuficiencia venosa, hay una serie de medidas aconsejadas para  prevenir y mejorar la circulación como son:

-evitar la obesidad

-evitar hábitos perjudiciales como alcohol, tabaco, café.

-dieta equilibrada evitando grasas saturadas que obstruyen las arterias.

-tratar la hipertensión y la diabetes

-medias de compresión en caso de insuficiencia venosa

-dormir con una cierta elevación de los pies en la cama

-caminar todos los días entre 30 minutos y 1 hora.

                                 EJERCICIOS DE BUERGUER ALLEN

 Los ejercicios que a continuación proponemos ( Ejercicios de Buerguer- Allen )son indicados para todos los problemas circulatorios antes descritos. Se basan en  la inducción y aprovechamiento terapéutico de las reacciones de hiperemia local que se obtienen al realizar los ejercicios propuestos, para favorecer la circulación colateral por medio de la gravedad.

INDICACIONES:

Alteraciones venosas como:
coágulos sanguíneos
-flebitis
-varices

Alteraciones arteriales como:
-arteriosclerosis
-enfermedad de Buerguer
-fenómeno de Raynaud
-embolia
-trombosis

Trastornos arteriovenosos como:
-tromboangeitis obliterante
-fistulas arteriovenosas

Trastornos linfáticos como:
-tromboangeitis obliterante
-fistulas arteriovenosas

Técnica de aplicación:

Consta de tres fases:     1.- De elevación

2.-De descenso

3.- De reposo

1.- FASE DE ELEVACION

     En la primera fase el paciente se encuentra  tumbado boca arriba con las piernas flexionadas por la cadera, en un ángulo de 60º a 90º aproximadamente.  A la vez se realizan flexiones plantares y dorsales de los pies.   Esto se mantiene entre medio minuto y tres minutos , lo que provocará palidez en la piel.

2.-FASE DE DESCENSO

     En la segunda fase el paciente se encuentra sentado en la camilla con los pies colgando a ser posible sin tocar el suelo.        Va a realizar entonces circunducciones de los tobillos por espacio de 2 a 5minutos hasta que se produzca una hiperemia (coloración rojiza) que se producirá por la llegada masiva de sangre a la zona después del palidecimiento anterior.

3.-FASE DE REPOSO

    En esta última fase el paciente se coloca en decúbito supino (boca arriba) y realiza flexiones dorsales y plantares de tobillo durante tres a cinco minutos.

Los ejercicios  se repiten de cinco a siete veces con una frecuencia de 2 a 8 veces al dia dependiendo de la gravedad de los síntomas.

Se puede hacer la fase 1 de elevación posando los pies en una cuña, silla con almohada etc..,

o bien siendo el fisioterapeuta u otra persona la que sujete el pie  a 60º-90º.

CONTRAINDICACIONES DE LOS EJERCICIOS BUERGUER ALLEN:

         En los siguientes casos evitaremos hacer estos ejercicios o preguntaremos a nuestro médico para pedir consejo:

                                    –Gangrena

-Trombosis reciente o extensa

-Cuando los ejercicios causen mucho dolor al paciente.

Autor: Concha Suckow Perez, Fisioterapeuta UGC Rehabilitación de los Hospitales Universitarios de Puerto Real y Puerta del Mar y del Distrito de Bahía de Cadiz

Bibliografía:

-Basmajian, J.V. “Terapéutica por el ejercicio”. Edit. Médica Panamericana. Buenos Aires. 1982.

-Martínez Morrillo, M. Manual de Medicina Física. Hartcourt Brace. España. 1998.

-www.terapia -física.com/ejercicios-de.buerguer-allen.html